Leveraxe El inventor Heikki Kärnä

El inventor Heikki Kärnä, ex controlador aéreo, creador de Leveraxe durante sus años de jubilado mientras limpiaba los terrenos de Sipoo de árboles y rocas.

LA HISTORIA DE LEVERAXE

Hace unos veinte años un hombre se mudó a los bosques de Sipoo, un hombre al que le gustaba apreciar la belleza de los árboles. Comenzó con la ardua tarea de limpiar un terreno para construir su casa, utilizando las herramientas manuales que compró en la ferretería. La orografía del terreno y los grandes árboles que habían crecido muy densamente unidos a la falta de luz hacían del trabajo una tarea complicada.

El diligente hombre agarró una sierra y los árboles comenzaron a caer. Cortó, taló, troceo y segó. La vieja sierra estaba que echaba humo y el hacha no paraba de moverse. En uno de esos momentos de duro trabajo, el hacha pasó cerca de uno de los gemelos del hombre. El hacha le golpeó varias veces pero afortunadamente, el hombre vestía un mono protector junto a botas altas de goma. Tras recibir varios impactos, tuvo que tirar las botas. Al acabar la dura jornada, el hombre recolectó todas las ramas resinosas en una pila y todos los árboles cortados en otra. Aguardaban a ser cortados para hacer leña.

”¡Maldita sea!” se quejó el hombre. ”¡Cortar leña es también un trabajo duro y peligroso!”

El hombre se sentó sobre un tronco, tiró sus guantes al musgo, se limpió el sudor de la frente y comenzó a cavilar. Agarró el hacha que el vendor proclamaba como la mejor en el mercado para examinar su cuchilla y su empuñadura, girando la pieza de metal en sus manos. Entonces le llegó la idea.

”¡Heureka! ¡Necesito trabajar en esto!”

Así el hombre comenzó a pensar varias ideas sobre numerosas clases de hachas y filos. No le dejaban en paz incluso durante las noche, así que a las primeras luces del alba se levantó para dibujar su nuevo modelo de hacha en la mesa de la cocina. Empezó a desarrollar sus planes creando numerosos prototipos en un taller de acero local. De vez en cuando se encontró con nuevas hachas en la ferretería. Se anunciaban como ser capaces de dar gran poder y fuerza al añadir más peso y variedad de elementos a los lados del filo.

De vez en cuando el hombre perdía la esperanza, pero su persistente naturaleza finlandesa no le permitía rendirse. Continuó desarrollando un hacha más segura y eficiente, una que le permitiera conquistar los más duros terrenos, una que le permitiera no depender de la falta de electricidad en lo más profundo del bosque, una que pudiera usarse allá donde un tractor no pudiera llegar, donde el bosque es demasiado precioso par aser destruido por máquinas excavadoras.

El tiempo pasó, años pasaron. Un día el hombre estaba equilibrando piedras con una barra. Y entonces, así de la nada, la idea llegó. Apenas pudo contenerse, finalmente tenía la respuesta al problema. Estaba seguro que la lógica de la barra y su fuerza contra las rocas podía aplicarse a un hacha. Tiró la barra a los arbustos, corrió hacia la cocina y dibujó su nueva hacha con un nuevo sistema de equilibrio.

Y así nació LEVERAXE.

SUSCRIBIRSE AL BOLETÍN INGLÉS

LEVERAXE boletín Informativo
Email

Primer nombre:

Apellido:


Estar En Contacto

Dirección:
Kaislatie 2, 21200 Raisio, FINLANDIA

Teléfono:
+358 50 432 3250

Email:
info@leveraxe.com